Think different

La belleza de las personas es eterna. Tal vez sean sus sonrisas, sus anhelos de caricias, sus acciones, sus miradas. ¿Pero qué es de sus pensamientos?

En nuestra sociedad parece ser que la superficialidad existe y está muy extendida. Entonces, ¿cómo rompemos este circulo vicioso en que tienes que demostrar tu validez y aceptación? Dicen que la gente inteligente no le importa lo que los otros piensen de ellos… Verdaderamente, nadie se libra. Interesarte por temas que son desconocidos u obviados por la sociedad resulta estimulante, pero a los ojos de los otros, serás una hoja descontrolada bajando por un tumultuoso río queriendo dejar el árbol en el que coexistes. ¿O quizás una semilla en un desierto árido? Sinceramente, me gustaría ser la semilla de la vida, la que en la nada busca agua; conocimiento.

Debemos distanciarnos de los tópicos sin llegar a ser radicales, ni mucho menos. Es más, preocuparse por los asuntos fundamentales y tratar de alcanzar las verdades del entorno, nos encaminará a la máxima expresión de tolerancia, pues la cultura provoca que atesores una perspectiva objetiva y separada de prejuicios.

Just, think different.

Anuncios